III Workshop de Fotografía de Viajes

Cartel_curso_003

Nos complace anunciaros la I edición del curso de fotografía de viajes ‘Trips and Pics’,

Curso: Fotografía de viajes
Fecha: Sábado, 1 de marzo de 2014
Lugar: Estudio One. C/ Escalona 61, Madrid
Duración: 8h
Precio: 75€

En el curso cubriremos aspectos tales como:

– USO DE LA CÁMARA: Técnica y uso correcto de la cámara. ¿Qué necesitamos y qué NO necesitamos llevar?.
– COMPONER BUENAS FOTOS: Técnica de composición fotográfica, jugar con los elementos.
– SOBRE QUÉ HACER FOTOS: temáticas más recurrentes:

1. Paisaje
2. Personas / retratos
3. Robados
4. Animales
5. Edificios.

– TRUCOS: para obtener buenas fotografías de viajes.
– RETOQUE: … de las fotografías que hemos hecho.

Inscripciones en: daniel.klein.cursos ( arroba ) gmail (punto ) com

Gracias!

I Curso de Fotografía de Viajes ‘Trips and Pics’

cartel_curso

Nos complace anunciaros la I edición del curso de fotografía de viajes ‘Trips and Pics’,

Curso: Fotografía de viajes
Fecha: Sábado, 27 de abril de 2013
Lugar: Estudio One. C/ Escalona 61, Madrid
Duración: 8h
Precio: 80€ (comida incluida)

En el curso cubriremos aspectos tales como:

– USO DE LA CÁMARA: Técnica y uso correcto de la cámara. ¿Qué necesitamos y qué NO necesitamos llevar?.
– COMPONER BUENAS FOTOS: Técnica de composición fotográfica, jugar con los elementos.
– SOBRE QUÉ HACER FOTOS: temáticas más recurrentes:

1. Paisaje
2. Personas / retratos
3. Robados
4. Animales
5. Edificios.

– TRUCOS: para obtener buenas fotografías de viajes.
– RETOQUE: … de las fotografías que hemos hecho.

Inscripciones en: daniel.klein.cursos ( arroba ) gmail (punto ) com

Gracias!

Profesor de fotografía de viajes para AVA Fotografía

Me hace muchísima ilusión anunciar que he comenzado a colaborar con AVA Fotografía como profesor de fotografía de viajes en los curso que dan para alumnos de los cursos de iniciación y nivel medio. Para mi es una tremenda satisfacción descubrir que tengo gente a la que mis consejos les son útiles y más, tras el feedback recibido tras la primera clase.

😀

 

Bye Bye 2011

Una año más se marcha y un año más he tenido la suerte de poder salpicarlo de fotos maravillosas. Un año más me voy con la sensación de que en este tiempo he conseguido hacer las mejores fotos que nunca hice (síntoma claro de mi constante crecimiento como fotógrafo) y un año más termino con la certeza de ser una persona insaciable que desea mucho más para el año 2012 de lo que ha obtenido en 2011. Con estas fantásticas impresiones, abandono 2011 esperando poder repetirlas en diciembre de 2012 y recordándome a mi mismo lo tremendamente afortunado que soy.

Y como ya viene siendo tradición, os dejo las que considero han sido mis mejores fotos de 2011.

Feliz año a todos. 🙂

.

Templo Sikh, Nueva Delhi, India.

 

Muro de las lamentaciones, Jerusalem, Israel.

 

Hotel Marina Bay, Singapore.

.

Estupa de Budha, Kathmandú, Nepal.

.

Torres Petronas, Malasia.

 

Mount Everest, 8.848 m

Monte Everest, 8.848m, Cordillera de los Himalayas, Nepal

.

Gat, Varanassi, India.

 

Singapore Flyer, Singapore.

.

Monte Sihsha Pangma, 8.013m, Cordillera de los Himalayas, Nepal

 

Mezquita Jama, Nueva Delhi, India.

.

Massada, frontera de Israel y Jordania.

 

Early morning bath at Ganges river

Rio Ganges, Varanasi, India.

Todas las fotos son © Daniel Klein.

Nepal / Pashupatinath

Nepal es tierra de contrastes. Ellos asi lo saben y así les gusta vendérselo a aquél que tiene a bien visitarles. Nepal te aporta montaña, desierto, selva, lagos y estepas a menos de 2h de coche en cualquiera de las direcciones a las que te dirijas y eso es algo dificilmente visible en otro país. Y es que el caleidoscopio que forma Nepal te aporta habitantes procedentes de los antiguos Mogoles, Hindúes pertenecientes a las familias más auténticas de India, tibetanos exiliados por el problema enquistado que hay con China, musulmanes provenientes  de las tierras de Pakistan o chinos comunistas en todos los confines visitables. Eso fue una de las cosas que más me sorprendieron en mi visita a ese país y una de las cosas que más me interesaron cuando decidí ir allí.
Quizás, de toda la zona de Kathmandú, lo que más me sorprendió fue Pashupatinah, probablemente el poblado medieval más pintoresco de la zona y un mordisco de hinduísmo a todo el budismo reinante en la zona. Me sorprendió como un país puede cambiar tan radicalmente en tan sólo unos kilómetros y como los mismos habitantes nepalíes que allí habitan, nada tienen que ver con los que sí están a apenas 10 km de allí.  Cuenta la tradición hindú, que su rio más sagrado, el rio Ganges (Ganga), se nutre de tres afluentes, los cuales a su vez dotan de la santidad a dicho rio. Uno de estos tres afluentes, es el que nace en la zona de los Himalayas y pasa por Pashupatinah, creando en la ciudad el lugar más sagrado para los hindúes en todo el país, remontándose su existencia a más allá del año 400 a.C.

.

 Fotografía © Daniel Klein.

 

Este lugar, es santo por tres razones: cuenta la leyenda, que este fue el lugar en el que el dios Pasupathi, dios de los animales, se hizo santo y alcanzó el nirvana. Por otro lado, también cuenta la leyenda que fue este mismo lugar en el que un joven dios Shiva, tras haberse transformado en antílope y haber cruzado los bosques de Bagmati para poder estar cerca de los seres humanos y ayudarles, fue sorprendido por los otros dioses los cuales, cuando se dieron cuenta de la falta de Shiva, lograron encontrarle en su forma de ciervo y lo capturaron para forzarle a regresar a su forma de dios y regresar a los cielos. En este proceso de nueva divinización, Shiva perdió su cornamenta de ciervo, la cual quedó enterrada y dio lugar a muchos de los frondosos árboles de la zona. La tercera de las leyendas dice que la zona de Pashupatinah fue construida en honor a Supus Padeva, uno de los reyes de Nepal y que, con la construcción de dicho complejo de tempos, buscaba perpetuar a su familia en el poder, hecho que consiguió durante más de 39 generaciones.

Sea como sea, Pashupatinah, al ser la zona hindú más sagrada de Nepal, es el lugar en el que tienen lugar las cremaciones de cuerpos de todos aquellos fallecidos hindúes del país. Es la zona en la que se cree que si se arrojan las cenizas de los muertos, estos llegarán al rio Ganges y acabarán en el nirvana a su paso por la ciudad de Varanasi, en India. Y es por tanto, la zona que más hombres santos hindúes (sadhu) concentra en todo el país.

.


Fotografía © Daniel Klein.

 

Probablemente, lo que más me gustó hacer en la zona fue el dejarme arrastrar por toda la muchedumbre. Es increíble lo mucho que puedes llegar a descubrir desde el momento en el que te sales de las rutas establecidas y dejas que todo empiece a fluir a tu alrededor. Dejas de ser un turista y te conviertes en un viajero. Y es ese el momento en el que los habitantes de Pashupatinah comienzan a tratarte como una persona a la que quieren contar cosas en vez de timar, alguien a quien les interesa mostrar las piezas de su cultura de las que realmente se sienten orgullosos y a quien cuentan historias de sus antepasados en vez de mostrar souvenirs. Para eso, esta ciudad es perfecta.

Mención especial tiene el realizar una buena sesión de fotos en la zona de las cremaciones. Es posible acceder al atardecer (recomendado), que es cuando más número de cremaciones tienen lugar. A partir de ahí, la idea es tratar de quedarse quieto y ver como los rituales tienen lugar: los monjes van y vienen, los hombres santos comienzan sus rezos, las familias de los difuntos aparecen, la luz cae mientras las distintas fogatas comienzan a teñir todo de anaranjado y, sobre todo, lo más impresionante es notar justo aquello que no se vé, el olor. Comienza a extenderse un olor a  carne quemada que te deja, realmente asombrado. Es algo que te remueve todo por dentro, pero que has de sentir porque eso es Nepal y eso es vivir las cosas que allí suceden.

Probablemente, una visita a Pashupatinah no vaya a ser una de las experiencias más memorables de todos los tesoros que tiene Nepal, pero, sin duda, sí es uno de los sitios que no puedes dejar de visitar si quieres vivir algo realmente distinto a todo lo que hayas visto anteriormente. 🙂

 

Fotografía © Daniel Klein.

Israel / Massada

Una de las cosas que más me gusta de Israel es el tremendo contraste que aporta entre vegetación y desierto o ciudades modernas y ciudades ancestrales. Massada, pertenece a la categoría de ciudad ancestral en desierto. Mucho se podría decir de Massada, pero quizás, a modo de resumen, baste citar que es una ciudad bíblica conocida por su destacada importancia en los compases finales de la Primera Guerra Judeo-Romana (también conocida como la Gran Revuelta Judía), cuando el asedio de la fortaleza por parte de las tropas del Imperio Romano condujo finalmente a sus defensores a realizar un suicidio colectivo al advertir que la derrota era inminente. En la actualidad, Masada es un destacado sitio turístico, a la vez que posee una importante carga simbólica para el nacionalismo judío, como uno de los postreros episodios de afirmación y resistencia nacional antes de la definitiva diáspora.

La fortaleza de Masada y su entorno fueron declarados Parque Nacional de Israel en 1966, formando parte de la Reserva Natural del Desierto de Judea desde 1983, y del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde el año 2001.

Masada se localiza en el límite oriental del desierto de Judea con el rift del valle del río Jordán (perteneciente al sistema del Gran Valle del Rift), a unos 5 km de la costa sudoccidental del Mar Muerto y frente a la antigua península de Lisán, próxima por tanto a la frontera con Jordania. Se trata de un notable ejemplo de horst o macizo tectónico geológicamente joven, poco alterado por la erosión hidrológica y la afección de tipo vegetal debido al árido ambiente circundante.

.


Fotografía Daniel Klein.

Los acantilados del borde oriental miden 400 metros de altura, mientras que los del lado occidental miden 100 m, lo que origina que los dos únicos accesos naturales a la cima sean muy complicados: el denominado “Camino de la Serpiente” (así llamado por lo sinuoso de su trazado, restaurado en 1954) en su lado oriental y el “Camino de la Roca Blanca” en su lado occidental, sobre el cual fue construido un agger que utilizó el ejército romano para el asalto a la fortaleza.

Lo idea para visitar Massada es darse el madrugón de levantarse a las 3 a.m. para ir a ver amanecer allí (el famoso ‘Massada sunrise’). Partiendo desde Jerusalem se llega allí aproximadamente a las 5 a.m. momento ideal para comenzar la ascensión. Está, si se hace a buen ritmo, dura aproximadamente una hora y te permite llegar a la cima a eso de las 6 a.m., momento en el  que comienza el espectáculo.

Desde la cima, puedes ver claramente como la luna (en un tamaño inusitadamente grande en este mes de diciembre), va desapareciendo por las montañas de Jordania mientras, en el extremo opuesto del valle, va naciendo el sol. Sin duda, ver una puesta de luna y un amanecer de sol en menos de 1h es uno de los espectáculos más impresionantes que jamás he tenido oportunidad de contemplar.

.
Moonset

Fotografía Daniel Klein.

Posteriormente, desde allí arriba, se puede contemplar los restos de las fortificaciones de los antiguos judíos y imaginar lo que debió ser el asedio del ejército romano a la fortificación. Debido a lo inexpugnable de la fortificación, las tropas romanas decidieron construir una rampa artificial de arena que crease una pasarela de acceso desde el suelo hasta la parte superior de la fortaleza, en la parte oeste de la meseta. La construcción de la rampa duró 7 meses de duro trabajo por parte de los romanos. Sobre ella se situó una torre de asedio (reforzada con hierro y de unos 30 metros de altura) junto al exterior de la muralla de Masada, y mientras los artilleros de los pisos superiores de la torre disparaban sus escorpiones y balistas para mantener el parapeto libre de sicarios, un ariete situado en el piso inferior de la torre golpeaba continuamente la muralla hasta que se consiguió abrir una brecha. Sin embargo, los legionarios descubrieron que los sicarios habían construido una segunda muralla a continuación del parapeto exterior. Cuando el ariete comenzó a golpear esta segunda muralla, los romanos comprobaron que había sido erigida con capas alternas de piedras y madera, de forma que ésta absorbía los golpes del ariete e incluso se fortalecía así, tal como Julio César había comprobado en sus asedios en la Galia un siglo antes.

Dentro de Masada, los sicarios fueron conscientes de que el asalto final del ejército romano llegaría con el nuevo día. Según el relato de Josefo, el entonces líder de los sicarios, Eleazar ben Yair, reunió esa noche a sus hombres en el palacio occidental, pronunciando un discurso donde propuso darse muerte ellos mismos para evitar ser hechos prisioneros y vendidos como esclavos. De esta forma, dado que el suicidio como tal es denostado por las leyes del judaísmo, los hombres mataron a sus familias, y posteriormente eligieron por suertes a diez de ellos para quitar la vida al resto. Finalmente, entre estos diez eligieron de nuevo a uno que acabó con la vida de los demás, y antes de darse muerte prendió fuego a la fortaleza, excepto a los depósitos de víveres, para así demostrar a sus enemigos que actuaban por resolución, no por desesperación.

A la mañana siguiente los legionarios romanos colocaron pasarelas sobre la muralla incendiada e irrumpieron en la fortaleza, preparados para combatir a los sicarios, mas toparon con un silencio sepulcral y la visión del fuego y de los cuerpos sin vida de sus enemigos. Únicamente hallaron con vida a una anciana y una mujer, parienta de Eleazar, que se habían refugiado junto a sus hijos en una de las galerías subterráneas que conducía a las cisternas, Sus vidas fueron perdonadas.

Sin duda alguna, un lugar espectacular, con una historia espectacular.

.

Fotografía Daniel Klein.

Singapore / Marina Bay

Idear un edificio debe ser un reto fantástico. Idear una ciudad debe un reto colosalmente sencillo. Todo lo que imagines sirve, todo lo que desees, cabe. Algo así debieron pensar los arquitectos de la zona de Marina Bay, en Singapore. Imaginaron una ciudad del futuro y la trasladaron al presente. Así de sencillo.

Técnicamente podría decirse que Marina Bay es el área central de Singapur, una zona que nunca duerme y con infinidad de cosas que hacer las 24h del día. Es la zona que se extiende desde el puerto de Singapur (el segundo más grande del mundo) y da comienzo a los suburbios de la ciudad. Sin embargo, Marina Bay es mucho más. Se puede comprar, ir al teatro, vivir, ver exposiciones, pasear viendo su arquitectura o comer a cualquier hora del día, en cualquier día de la semana. Es una zona en la que se salpican las principales infraestructuras financieras del país, con las principales atracciones culturales. Lo reúne todo, los tiene todo y permite disfrutar de todo de manera relajada y ordenada.

Fotografía Daniel Klein.

Todo comenzó en los años 70, cuando tras diversas reclamaciones políticas, se logró la adquisición de esta gran extensión de tierra, cerca de la ciudad de Singapur. Ya desde su propio plan de ordenación urbanística, se especificaba claramente que todo aquél que la visitase, debería ser capaz de cumplir con tres premisas:

  • Explorar: encontrar nuevas vivencias y que dichas vivencias fuesen específicas de Singapur. Algo que no se pudiese encontraren ninguna otra parte del mundo.
  • Intercambiar: llevar a cabo todos los principales negocios que se realizan en el mundo,
  • Entretener: Ofrecer las atracciones más espectaculares que se puedan encontrar en el mundo.
Y se consiguió. Sobradamente. Cualquier visitante que llegue a esta ciudad, pueden encontrar muchas de las grandes atracciones de toda Asia, como son:
  • El gran premio de F1 de Singapur – único gran premio que se lleva a cabo íntegramente de noche.
  • Disfrutar la mayor colección de obras de arte de Salvador Dalí del mundo (fuera de España).
  • Pasear por varios de los centros comerciales más grandes de toda Asia.
  • El desfile nacional correspondiente al día de la independencia, donde se pueden observar cabalgatas marinas de pescadores y botes tradicionales.
  • Los mayores fuegos artificiales del Sureste asiático, que corresponden a la llegada del año nuevo.
  • El estadio flotante más grande del mundo, que alberga las tribunas presidenciales de todos los eventos que allí se realizan.

Fotografía Daniel Klein.

Adicionalmente a todo esto, el visitante podrá apreciar el majestuoso hotel Marina Bay, el cual es probablemente uno de los edificios más futuristas del mundo y que queda iluminado por haces de láser durante la noche. Esto, no solo da pie a fantásticas fotos, sino que aporta,mucha más espectacularidad a todo el conjunto. Este edificio, fue creado principalmente como casino de la ciudad, y, debido a la alta demanda de peticiones para su visita, fue transformado en hotel, constituyéndose de paso en el más lujoso de la ciudad y uno de los más lujosos de toda Asia.

En definitiva, una visita obligada para todos aquellos que pasen por esa zona y, sobre todo para los amantes de la arquitectura. De todos los sitios que he visitado en mi vida, es probablemente el que constituye el mejor ejemplo existente de la combinación perfecta entre arquitectura bella y funcional, servicios económicos y de entretenimiento, y un espacio que sin duda, deja huella en la memoria de todo aquél que lo visite.

Malasia / Kuala Lumpur / Torres Petronas

Ir a Kuala Lumpur, es sinónimo de esperar una sorpresa tras otra. Aquellos que se adentren en está vibrante ciudad, sin duda encontrarán una de las más maravillosas ciudad que nunca he visitado. Constituída como uno de los principales puntos de entrada a Asia, Kuala Lumpur aporta al visitante todos los lujos y comodidades que cualquier ciudad europea pueda aportar, pero salpimentándolo de ese toque oriental que las hace únicas e inconfundibles. Esa mezcla de lo asiático y lo ultramoderno occidental, proporcionan un matiz de contrastes que hacen de su visita algo delicioso.

Sin embargo, si por algo habría que destacar Kuala Lumpur, es por su arquitectura. Amante como soy de dicha disciplina, en esta mágica ciudad logré por fin saciar uno de mis sueños antiguos: fotografiar las torres Petronas. Y es que estas torres son, sobre todo, sensaciones. Arquitectónicamente son absolutamente maravillosas, pero, sobre todo, lo que te proporcionan es sensaciones. Sensación de pequeñez, de emoción y de querer contemplar algo bello como aquél que contempla algo creado para transmitir.

Fotografía © Daniel Klein.

.

Las Torres Petronas, fueron los edificios más altos del mundo entre 1998 y 2003, superados el 17 de octubre de 2003 por el edificio Taipei 101 en Taiwán. Actualmente son el quinto edificio más alto del mundo (el más alto es el Burj Khalifa) y son las torres gemelas más altas del mundo. Estas torres cuentan con una altura de 452 metros. Las torres con 88 pisos de hormigón armado y una fachada hecha de acero y vidrio, se han convertido en el símbolo de Kuala Lumpur y Malasia. Y esto es algo que me llamó poderosamente la atención, dado que bien podría asegurarse que toda la ciudad se ha volcado por completo en la admiración, disfrute y promoción de estas torres. Es tal bombardeo y saturación que hacen de su imagen, que a veces, uno puede llegar a preguntarse “cómo promocionaban anteriormente Malasia”?

Fueron diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli y terminadas en 1998. Con 88 pisos, de estructura mayoritariamente de hormigón y vidrio, evocan motivos tradicionales del arte islámico, haciendo honor a la herencia musulmana de Malasia. Pelli utilizó un diseño geométrico islámico en su planta al entrelazar dos cuadrados, de tamaño gradualmente decreciente en la parte superior, la cual está basada en un motivo muy tradicional en la cultura islámica: una estrella de 12 picos incluyendo un círculo en cada intersección. La construcción de las torres comenzó en 1994.

La estructura básica se tomó de un proyecto no realizado para una torre en Chicago.


Petronas and the moon

Fotografía © Daniel Klein.

.

Pero es que hasta su propio proceso de construcción fue sorprendete. Para empezar, se involucró a trabajadores de distintas naciones que aportaron su conocimiento y trabajo. La idea era sencilla: si se consigue aglutinar a varios de los mejores arquitectos y trabajadores del mundo con experiencia en haber trabajado en construcciones similares, sin duda, podrán aportar todo ese conocimiento a la construcción de estas torres y podrán evitar potenciales defectos de construcción. Por tanto, en la construcción de ambas torres se diseñó una estrategia que permitió acelerar el trabajo. Se crearon dos equipos: uno formado por trabajadores coreanos y el otro por japoneses, uno a cargo de cada torre, de modo que hubo una gran competencia por lograr el mejor y más rápido trabajo. Finalizarlas en el menor tiempo posible y con la mayor calidad fue parte del ‘pique’ de ambos equipos de trabajo.

Las torres se encuentran unidas por una pasarela de doble altura aérea entre los pisos 41 y 42, que forma un portal. El skybridge, como es llamado, es el punto más alto accesible para los visitantes. Las visitas son gratuitas, pero limitadas a 1.200 personas diarias. Y, sinceramente, no merece la pena. La visita queda restringida a escasos 15 minutos, las entradas suelen agotarse cada día a eso de las 8 de la mañana y las vistas que dan nunca son nocturnas, por lo que no te permiten admirar la preciosidad de la ciudad en su máximo apogeo.

Petronas Black Twin Towers

Fotografía © Daniel Klein.

.

En su interior las torres se encuentran ocupadas por oficinas, entre las que destacan las de la compañía petrolera Petronas y la sede en Malasia de la empresa Microsoft.

Al pie de la torre se encuentran el Kuala Lumpur Convention Center (KLCC) y el popular centro comercial Suria kentuki.

Dos pequeños trucos para hacer buenas fotos: 1) la mejor vista de las torres para fotografiarlas (imprescindible que sea de noche), se tiene desde el SkyBar, situado en el Traders Hotel. Desde allí, se puede tomar una copa tranquilamente, ambientado con música chill out y tumbado en los preciosos sofás de su Lounge. 2) Las torres son apagadas cada día a las 00.00. quedando totalmente a oscuras. Esto, de nuevo desde el skybar, genera un contraste de sus figuras negras frente a el resto de edificios circundantes y potentemente iluminados que le dan a las torres un aspecto espectacular.

Tras mi última visita a Kuala Lumpur, me prometí que volvería a visitarla sí o sí y, tras revisar una y otra vez las cientos de fotos que les hice, creo que lo cumpliré en breve 😉

 

Entrevistado en Beauty Magazine

La gente de Beauty Magazine me entrevistó hace unos días para que les explicase mi trabajo como fotógrafo. Fue una entrevista en profundidad, sincera y en la que tuve la posibilidad de contarles cómo veo la fotografía y la forma en la que me gustaría desarrollarla en los próximos meses.

 

Desde aquí quería decirles: Muchas gracias!

 

Podéis leer la entrevista al completo aqui. (páginas 16 a 25)

 

 


.

Rep. Checa / Praga / Iglesia de San Nicolás (Chrám sv. Mikulase)

Ir a Praga y no visitar la Iglesia de San Nicolás (mal llamada Catedral) es como pasar por París y no ver la torre Eiffel. Es, con diferencia, uno de los sitios más bonitos y transitados de Praga y, para mi entender, la iglesia barroca más bonita del mundo. La iglesia de San Nicolás es, evidentemente, una de las más visitadas en toda Praga. Está situada en el barrio de Mala Strana , al oeste del río Moldava y es fácilmente reconocible porque su cúpula y su torre constituyan tradicionalmente parte del panorama del Castillo de Praga.

Esta iglesia, está considerada como uno de los más grandiosos monumentos barrocos de toda Europa y y como el edificio religioso más espectacular de toda la zona de Bohemia. Esta iglesia fue construida durante la reconstrucción de la ciudad de Praga, en la segunda mitad del siglo XVII, cuando los cánones arquitectónicos comenzaron a estilar que el muy saturado y utilizado estilo renacentista comenzase a ser sustituido por el estilo barroco.

Fotografía, Daniel Klein.

La iglesia constituye el centro natural de la zona de Mala Strana, y se construyó sobre la antigua iglesia parroquial de San Nicolás, la cual ya había sido erigida en ese mismo lugar en la Edad Media como iglesia románica, y que coronaba la explanada de uno de los principales mercados de la época. La construcción barroca de este edificio (incluyendo la zona de la rectoría y la escuela parroquial), fue llevada a cabo`por los jesuitas entre 1673 y 1752 . El trabajo fue iniciado por el Maestro P. Bos, el cual fue sustituido al poco por Giovanni Domenico Orsi (el principal responsable de las construcciones). La fase esencial de la construcción se inició en 1702 según los nuevos diseños del arquitecto Cristóbal Dientzenhofer, completados por su hijo Kilian Ignacio Dientzenhofer tras la muerte de este. Pero pese a que no fue terminada hasta 1771,, lo cierto es que la belleza de sus construcciones internas ya hicieron que desde 1711 se diese el visto bueno para la celebración de misas en su interior.

 

*

Fotografía, Daniel Klein.

La iglesia se compone de dos pisos. El inferior, donde se encuentran la mayor parte de los bancos y la parte superior, desde donde se pueden apreciar con mucho detalle las crsiatleras y los frescos. De cara a una excelente sesión de fotos dentro del recinto, es muy aconsejable poder ir con al menos 2h de tiempo, ya que el edificio va a requerir todo ese tiempo y más aún para poder realizar aquellas fotos que queremos. Por un lado, es preferible comenzar con un gran angular, puesto que nos dará la posibilidad de llegar a aquellos ángulos especiales que hay en la mayor parte de las columnas. Por otro, con un 17-50 iremos sobrados de cara a realizar aquellas fotos más versátiles. Es especialmente interesante dedicar parte de la visita a los frescos del techo.

 

*

Fotografía, Daniel Klein.

Posteriormente, desde la parte superior, es muy recomendable poder tomar panorámicas de las impresionantes cristaleras de los laterales. Son precisamente dichas cristaleras las que dan iluminación a todo el patio central de la nave, y los que van cambiando de color debido a las tonalidades de sus cristales.

Visitar la iglesia de San Nicolás es una auténtica maravilla arquitectónica. La visita recomendad es de 45 minutos y yo, sacando fotografías, estuve más de 2,5h, Dentro, hay momentos y sitios para poder realizar aquellas fotos que se quieran, aunque no está permitido el uso de trípodes. Por otro lado, el uso de flashes (si es que alguien los usa) sí está permitido sin restrucción alguna.

Adicionalmente, existe un calendario de conciertos de música religiosa muy recomendables que pueden ser consultados desde infinidad de páginas webs. Yo os recomiendo esta, que es la que mejor me sirvió a mi.

Portada en the DESIGN COVE

Es para una grandísima alegría anunciaros que mi última sesión ha sido portada en el prestigioso magazine de fotografía the Design Cove. Quizás, este sea un pequeño paso para la fotografía, pero sin duda, constituye un gran paso para mí como fotógrafo, ya que los trabajos que aparecen en dicho magazine son de fotógrafos de una altísima calidad. Ello me hace tremendamente feliz y no podía dejar de compartir esa felicidad con vosotros. 🙂

Podéis ver el reportaje aquí.